COACYLE / VALLADOLID

COLEGIO DE ARQUITECTOS

COLEGIO DE ARQUITECTOS
ARTÍCULOS

FINALIZA EL PROGRAMA DE REACTIVACIÓN PROFESIONAL CON ARQUITECTOS (AS). FUNDACIÓN ARQUIA – CRUZ ROJA.

Recordaréis que el Colegio de Arquitectos de Valladolid firmó, con la Fundación ARQUIA, un convenio de colaboración para activar un PROGRAMA DE REACTIVACIÓN PROFESIONAL 2021 (ver circular nº 03|asuntos profesionales de 06.10.2020). Programa que permitía facilitar asistencia y acompañamiento a los arquitectos en riesgo de exclusión social, a través de una red de colaboraciones con instituciones y organismos, con el fin de orientarles hacia una mejora de su calidad de vida y refuerzo de su autonomía a partir del aumento de su empleabilidad mediante la formación, y recuperar una posición económica y socialmente estable.

El programa, que ha contado con la colaboración del Área de Empleo de Cruz Roja de Valladolid, se inició en febrero del año pasado y concluyó el 22 de diciembre, con gran éxito y satisfacción por haber superado las expectativas iniciales tanto en datos de inserción como de implicación de los participantes.

Haciendo un informe final del programa, os comunicamos que han participado 29 aqto(a)s – con diferentes perfiles: autónomo (2), autónomo con poca actividad (12), trabajadores por cuenta ajena (6) y desempleado (8) -, tras una selección basada en seis competencias (motivación y automotivación, compromiso, versatilidad y adaptabilidad, actitud positiva ante el programa, disponibilidad y capacidad de trabajo en equipo).

Se han desarrollado sesiones grupales en las que se han trabajado los procesos del mercado laboral y la mejora de las competencias transversales, sesiones individuales en la que se ha orientado y asesorado en procesos de selección y por último, se ha complementado con formación personalizada (diseño y cálculo de estructuras con CYPECAD, iniciación al BIM… entre otros) destinada a diversificar sus competencias profesionales para el desempeño de ocupaciones con mayor potencial de inserción.

El resultado ha sido 8 inserciones laborales – porcentaje del 27,5% (un gran logro) – al que habría que sumar la mejora sustancial de actividad de las personas que trabajaban como autónomas con poca actividad, predominando la docencia y el incremento de la actividad económica del propio estudio.