COACYLE / VALLADOLID

COLEGIO DE ARQUITECTOS

COLEGIO DE ARQUITECTOS
ARTÍCULOS

José Santos: “La intervención debe ser visible pero respetar las condiciones existentes”

– Los miembros de ArquitecturaVA ofrecerán la ponencia ‘El lenguaje del restaurador’ el 10 de noviembre en el Museo Patio Herreriano

ArquitecturaVA es un proyecto web que nació de la mano de los arquitectos Rubén Hernández Carretero, Pedro Iván Ramos Martín, José Santos Torres, Pablo Guillén Llanos y Kike García Alonso con el objetivo de difundir los proyectos arquitectónicos llevados a cabo en Valladolid. Como buenos conocedores del tema, no podían faltar en las actividades organizadas por el COAVA con motivo del Día de la Arquitectura 2021 y ofrecerán la ponencia ‘El lenguaje del restaurador’ el miércoles 10 de noviembre a las 19.00 horas en el Museo Patio Herreriano.

Como adelanto del contenido de la charla, José Santos afirma que a la hora de intervenir en un monumento, lo primero es “conocer en profundidad el edificio”. Además, resalta que se trata de un trabajo en equipo, en el que los arquitectos unen esfuerzos con arqueólogos, historiadores, documentalistas o topógrafos, entre otros profesionales.

Arquitectura VA

  • ¿Cómo nació ArquitecturaVA?

Nació principalmente de nuestra incapacidad para decir que no a meternos en jardines. Cierto día, a través de una red social, Kike lanzó la idea de difundir la arquitectura contemporánea de Valladolid, por lo general muy poco conocida, e incluso denostada, por el gran público. Recogimos el guante otras cuatro personas, que no teníamos apenas contacto entre nosotros más allá de las redes sociales, y aquí estamos.

  • A la hora de intervenir en un monumento, ¿cuál es el primer paso que debe dar el restaurador?

El primer paso, siempre, es conocer en profundidad el edificio sobre el que se pretende intervenir. En rehabilitación, los estudios previos realizados sobre el bien son la parte más importante del proyecto, aunque suelen quedar ocultos, y en ellos deben participar especialistas en un gran número de disciplinas: arqueólogos, historiadores, documentalistas, topógrafos, especialistas en estructuras y en monitorización, etcétera. El arquitecto restaurador es quien desarrolla el proyecto, pero debe ser un trabajo multidisciplinar.

  • ¿Influye el entorno en el que se encuentra el monumento en la manera de abordar el proyecto?

En cualquier proyecto arquitectónico influye el entorno, y en rehabilitación, por supuesto, también. En primer lugar, hay que tener en cuenta que, en el momento de su construcción, el acceso a materias primas y a técnicas de construcción estaba limitado por su entorno inmediato, y eso siempre hay que respetarlo a la hora de intervenir. Eran un ejemplo de economía circular y a ello debemos volver en estos momentos.

Por otro lado, los edificios antiguos, en todo caso, se construían en relación con el entorno. Iglesias, palacios y castillos son como son dependiendo de donde se encuentren, del clima, de la orientación y de los materiales de la zona. Si sus constructores originales tuvieron todo ello en cuenta, nosotros estamos obligados a hacerlo también.

  • ¿Existe una forma de intervención más correcta académicamente? ¿Es la más utilizada o existen otras más populares?

Existen ciertas directrices que se deben tener en cuenta, partiendo siempre de dos ideas principales: el profundo respeto por el bien en el que se interviene y la necesidad de diferenciación de las intervenciones modernas respecto a lo existente. Es decir, la intervención tiene que ser visible pero debe respetar las condiciones de lo existente.

Dicho esto, yo entiendo que el academicismo, como vinculante, es un obstáculo para la arquitectura, que tiene que ser creativa y de su tiempo. En rehabilitación trabajamos entre dos aguas, entre el respeto al patrimonio y la articulación de los nuevos usos y técnicas contemporáneas, y si conseguimos ambas cosas estaremos enriqueciendo nuestro patrimonio.